dimarts, 17 de febrer de 2009

Resonancia magnética en el quirófano


Estos días tenemos que preparar unas exposiciones sobre técnicas de diagnóstico y una de ellas es la resonancia magnética.

Hasta ahora hacer una en un quirófano era impensable, ya que el gran imán que esta máquina contiene interferiría con el material quirúrgico metálico. Pero gracias a un quirófano adaptado, una resonancia especial y una herramienta informática integrada permiten que este hecho sea posible.

Esta técnica permite obtener una imagen real de lo que está pasando en el interior del cerebro durante una intervención, cosa muy importante en la neurocirugía. Además permitirá la extirpación de tumores cerebrales de una forma mucho más precisa que con las técnicas tradicionales.

Al ser nueva, no se trata de una técnica ni sencilla ni barata, ya que para utilizar una resonancia en un quirófano se tiene que reformar todo éste: instalar tuberías especiales, tomas eléctricas protegidas, apantallamiento de la habitación, equipos de anestesia y maquinaria compatible, etc... Pero la USP Clínica Sagrado Corazón de Sevilla ha apostado por esta tecnología que ha supuesto una inversión de 1,3 millones de euros.

La resonancia, que se encuentra debajo de la mesa de quirófano se sube cuando se está operando al paciente y la cabeza de este se coloca entre los imanes, así se puede obtener una imágen en poco tiempo gracias a un navegador. De esta manera, se puede corregir y ampliar la zona a extirpar y evitar volver a intevenir al paciente, además de poder preservar más tejido sano al ser más preciso.

De momento sólo se puede hacer con partes pequeñas del cuerpo como la cabeza, piernas o brazos ya que en partes más grandes las imágenes ya no son tan nítidas. A pesar de ello, los médicos que lo han probado y lo apoyan afirman que es el futuro.

En mi opinión el desarrollo de nuevas técnicas que hagan más fáciles las intervenciones son muy importantes, ya que se consiguen mejores resultados y precisión, así se evitan más intervenciones innecesarias porque la primera no ha dado los resultados esperados cosa que conlleva más tiempo para la recuperación del paciente y más riesgos al practicar varias intervenciones. La ciencia médica está avanzando y lo hará de ahora en adelante cosa que todos debemos agradecer.


Notícia publicada en elmundo.es el
17/02/2009 por Ángeles López.


-Enlaces de interés:
La misma noticia tratada en la web de la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla. aquí
Artículo sobre la digitalización de los quirófanos (pdf). aquí

2 comentaris:

Ana González ha dit...

Un post muy interesante!!
Son destacables los avances de las técnicas médicas, concretamente la resonancia magnética es una de las pruevas con más adaptaciones.
Esta en especial es una gran notícia, poder ver durante una operación la evolución de los tejidos y órganos internos en directo aumenta considerablemente la precisión.
Pero el gran problema del presupuesto retrasa la aplicación de estas nuevas innovaciones, por ejemplo, yo también he encontrado una notícia sobre la mejora de la resonancia pero su aplicación en los hospitales tardará.
Otro tema polémico de las resonancias son las llamadas de contraste ya que producen alergia que pueden llegar a graves. ¿Porqué no invertir para investigar y evitar, antes de tener que curar?

PAULA RUEDA ha dit...

Es muy interesante que se puedan hacer resonancias en los quirofanos ,supone un gran avance , asi los cirujanos antes de operar podrian estar seguros realmente de lo que se enfrentan,y poder observar cosas que se les podrian haber pasado,en estos proyectos siempre nos encontramos con la traba del dinero ,pero supongo que con el tiempo y la mejora de las tecnologias ,la ciéncia avanzará ,me parece muy importate este post.