dimarts, 24 de febrer de 2009

IDENTIFICADO UN ESLAVÓN EVOLUTIVO ENTRE UNICELULARES Y PLURICELULARES


Hace tiempo que se sospechaba que los coanoflagelados, o al menos sus ancetros, eran un puente entre microorganismos unicelulares y pluricelulares. Una de las pistas más importantes, era el hecho de que los coanoflagelados utilizaban su flagelo para impulsarse por el agua, a diferencia de otras células individuales similares, como las esponjas marinas, que lo empleaban para ser arrastrados por el.

Ahora, la reciente secuenciación del genoma de los coanoflagelados ha revelado otra similitud entre ellos y la mayoría de pluricelulares: código genético es portador de los marcadores de tres tipos de moléculas que las células usan para fabricar la proteína de señalización fosfotirosina.


Los organismos más evolucionados dependen de la fosforilación de la tirosina para comunicarse entre sus células, además de para sus respuestas del sist. inmunitario y la estimulación del sist. hormnonal. Estas rutas de señalización de la fosfotirosina emplean un sistema de componentes moleculares en tres partes para hacer posibles estas comunicaciones.


Sin la presencia de estas tres moléculas nuestras células sería imposible "escribir, leer y borrar" los mensajes químicos producidos entre ellas, de forma que nuestros cuerpo nunca serían capaces de realizar la funciones más compleja pero a la vez elementales (digestión, respiración y por tanto, perpetuación de la especie).

En otros organismos, los análisi genómicos habían demostrado la presenciade algunas de estas moleculas, pero siempre de forma individual y en pequeñas cantidades (lógico puesto no necesitan comunicarse entre ellas, estan formadas por una sola). Por eso, los que hace únicos a

los coanoflagelados, es que presentan las tres moléculas y además en cantidades proporcionalmente tan grandes como las de los organismos multicelulares de mayor tamaño.


Noticia publicada en amazings.com/ciencia en agosto de 2008.