dissabte, 22 de novembre de 2008

glaciares en marte!



Washington, 20 nov (EFE).- Científicos estadounidenses han descubierto glaciares lejos de los polos de Marte y a pocos metros de la cubierta rocosa del planeta.


"Se trata de un descubrimiento muy importante porque no solo constata la existencia de agua en Marte, sino que cubre la necesidad de ese elemento que tendrán las futuras misiones interplanetarias", señaló a Efe Ali Safaeinili, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.



"También es importante porque el agua de esos glaciares se encuentra en latitudes bajas del planeta, lejos de los polos, y en algunos casos a solo unos tres metros de profundidad".
El descubrimiento fue hecho con el radar de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la agencia espacial estadounidense hace un año.


Debido a que el agua es uno de los ingredientes esenciales de la vida tal como la conocemos en la Tierra, el hallazgo de grandes reservas del líquido congelado es un signo esperanzador para los científicos que buscan vida más allá de nuestro planeta.


Los glaciares cubren una superficie de decenas de miles de kilómetros cuadrados y estan extendidos por mas de 800 metros cuadrados de la superficie de marte.


La capa de material rocoso que cubre el hielo, en otros casos de un grosor de unos pocos metros, posiblemente fue lo que hizo presercar los glaciares como reliquias de una pasada glaciación .
Los primeros indicios de agua en Marte fueron detectados hace cuatro años por los vehículos "Spirit" y "Opportunity" y confirmados después por el "Phoenix", un tercer vehículo de la NASA.
"Sin duda estos glaciares representan la mayor reserva de agua en Marte, lejos de las capas polares. Solo uno de los que examinamos es tres veces más extenso que la ciudad de Los Ángeles (California) (...) y hay muchos más"


Además, "son una ventana a un clima que fue muy diferente a lo que es hoy Marte",


El descubrimiento hecho por el radar de MRO despejó un misterio que había surgido en 1970 cuando las sondas Viking de la NASA detectaron ondulaciones que provenían de las montañas.


Una teoría indicaba que se trataba rocas que habian estado sometidas al hielo.
Sin embargo,se parecían mucho a los enormes glaciares detectados también bajo la roca en la Antártida y para cuyo estudio se había utilizado el radar.
" en la Tierra, esas masas de hielo oculto en la Antártida preservan el registro de antiguos organismos y la historia del pasado climático"


La solución del rompecabezas fue proporcionada por el radar de la sonda de la NASA, el cual indicó que esas configuraciones topográficas contienen enormes cantidades de hielo, las pruebas de la presencia de agua congelada son múltiples.
Los ecos del radar recibidos por el orbitador pasan a través del material y rebotan desde una superficie interior más profunda , Por otra parte, la velocidad de las ondas de radio que atraviesan la capa se ajusta a una composición de agua congelada.
Los glaciares en los que se centró el estudio están ubicados en la región de la cuenca de Hellas, (en el hemisferio sur marciano), pero el radar también detectó formaciones similares en el hemisferio norte.
"Existe un volumen todavía mayor de agua congelada en los depósitos del norte",
la presencia de glaciares en latitudes bajas de ambos hemisferio se explicaría por un cambio que sufrió en algún momento el eje de rotación de Marte el cual empujó el agua de los polos a esos lugares.


para más información consultese la revista science.

2 comentaris:

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida per al teu dossier

maria jesus ha dit...

La verdad, que es impresionante imaginar la posibilidad de vida en otros planetas. Los satélites radar nos aportan información, casi inimaginable hace tan solo un par de años, a pesar de que en todas las películas de ciéncia-ficción o libros los marcianos eran muy recurridos! pero tan solo la idea de que haya existencia de vida , aunque sea microbacteriana, da esperanzas de conocer nuestro planeta vecino, y que haya agua es un primer paso. Por otro lado, saber el clima que desplazó los glaciares a latitudes más bajas puede ayudarnos a entender mejor incluso los cambios de nuestro propio planeta, y tener la posibilidad de algún poder pisar ,como se hizo realidad con la luna,el planeta marciano.

Muy intersante.