diumenge, 30 de novembre de 2008

La Biónica

Dispositivos electrónicos que acercan la visión a personas ciegas, prótesis mecánicas que igualan cada vez más los movimientos de las manos... No hablamos de ciencia ficción sino de los más recientes avances en biónica que se recogen en numerosos vídeos en la red.

Llamamos biónica en medicina a aquella disciplina científica que se encarga del diseño y aplicación de sistemas artificiales (mecánicos/electrónicos) para la sustitución de órganos o miembros en personas. Su gran punto fuerte con respecto a la medicina regenerativa (disciplina sobre la que comparte objetivos pero desde perspectivas diferentes) es que avanza con mucha mayor rapidez.

En medicina regenerativa, comprender los complejos mecanismos que llevan a las células madre a diferenciarse a determinados tipos de células o tejidos es un proceso que llevará mucho tiempo y aún más cuando sepamos aplicarlos correctamente.
Ese obstáculo no es tal en la biónica, ya que se tiene un profundo conocimiento sobre aquello que se aplica (sistemas electrónicos/mecánicos) . Si en medicina regenerativa aún estamos vislumbrando cómo podría ser posible regenerar una extremidad, en la biónica eso es algo que no preocupa, si no hay extremidad o el órgano funciona mal, lo creamos artificialmente.

Por supuesto, este último hecho es ventaja e inconveniente al mismo tiempo. Ventaja, porque es un campo sobre el que la espera de resultados no es excesivamente larga.
Conforme la tecnología avanza (y, aunque sea un tópico, lo hace muy rápido) también lo hace la biónica. Sin embargo, tiene una gran desventaja: No hay máquina más perfecta que el cuerpo humano (obviemos que quién dice esto es una médico). Simular y aproximarse lo máximo posible a las funciones biológicas mediante sistemas mecánicos/electrónicos es una ardua tarea.
Llegar a ser capaz de conseguir los movimientos exactos naturales de una mano, la visión perfecta de un ojo biológico o permitir sentir sensaciones naturales a partir de una extremidad biónica en lugar de ser algo "extraño" son ejemplos de objetivos que aún distan mucho de ser alcanzados correctamente.

Lo que tenemos en la actualidad serían versiones "primitivas" y "simplificadas" de órganos y extremidades biológicas.

3 comentaris:

Cristina ha dit...

Estaría bien mencionar que la biónica no sólo se aplica en la medicina sino también en otros campos como el audio visual o el diseño de productos.
Dejo aquí un enlace:
http://es.wikipedia.org/wiki/Bi%C3%B3nica

En cuanto a su aplicación a la medicina, como bien dice en el último parrafo, como el cuerpo humano no hay máquina más perfecta...pero, ¿quién no preferiria tener un brazo biónico a no tener? ¿o una lengua o nariz biónica a nada..? supongo que muy pocos.
Creo que es una maravilla que las ciencias avancen tan rápido y que se puedan tener más oportunidades de mejorar(aunque no esten al alcance de todas las personas por sus costos)pero es un gran avance para la humanidad.

Ana González ha dit...

Si nos paramos a pensar es lógico que la biónica este mucho más avanzada que el tratamiento con células madre, puesto que de éste último en muchos paises se limita mucho su investigación.
De momento la biónica ayuda a sustituir ( y no tan mal) muchas partes del cuerpo humano, por ejemplo el otro dia publiqué una noticia sobre la creación de una mano biónica idéntica a la humana que simulaba con gran precisión los movimientos e incluso las acciones que requerían fuerza.
Por el momento la biónica sirve de gran ayuda, pero también pienso que se debería ampliar la investigación de las células madre, nos pueden deparar muchas sorpresas...

Rafa Mollà ha dit...

La biònica mitjançant l'avanç de bateries i microxips cada vegada més xicotets permetrà una major implantació