dijous, 27 de novembre de 2008

Resurección de organos con celulas vivas en tejidos muertos


Como muestra una noticia de El País aportada por Gustavo Courault, un grupo de investigadores estadounidenses ha conseguido crear un corazón de rata insertando células vivas en una estructura de tejidos cardíacos muertos. Los científicos lograron en su laboratorio extraer todas las células musculares de un corazón muerto de rata y dejaron sólo el andamiaje formado por otros tejidos como los vasos sanguíneos y las válvulas. Este avance acerca la posibilidad de construir en el futuro corazones humanos y otros órganos a partir de tejidos muertos, de ahí que la comunidad científica haya calificado el avance de "sensacional", según el periódico The New York Times.

Se alcanzaría en diez años como mínimo, si es que algún día se consigue. Lo que se ha probado ahora con ratas es que al añadir al corazón nuevas células, éstas se desarrollaron rápidamente y enseguida prepararon todos los mecanismos para que latiese, informa la BBC.

Taylor asegura en la revista Nature Medicine, donde aparece publicado el estudio, que la clave de su investigación se ha basado en el principio de "dar a la naturaleza las herramientas y dejar hacer". "Lo único que hicimos fue emplear los cimientos de la naturaleza para edificar un nuevo órgano", explica la investigadora, que junto a su equipo vio cómo en sólo dos semanas las nuevas células se habían convertido en un corazón que daba latidos mediante impulsos eléctricos y que bombeaba pequeñas cantidades de sangre.

2 comentaris:

Cristina ha dit...

Como dice la noticia, puede llegar a ser un avance sensacional si se puede llegar a desarrollar en organos más complejos como los humanos. Me ha parecido interesante y quería leer más sobre la noticia pero veo que no hay enlace a ella, he buscado información y prácticamente no he encontrado nada...¿tiene algún tipo de antecedentes esta práctica?

Aida Sánchez Dalmau ha dit...

Me parece un avance el haber llevado a cabo esta investigación. Si pueden lograr trasladar ésto a los humanos, se podrán recuperar órganos y facilitará mucho más nuestra vida. No tardarán mucho en comprobar si ésto funciona bien a la hora de introducirlo en un cuerpo, si es compatible y da un buen resultado. Si fuera así y también funcionara con humanos, creo que no habrían tantos problemas a la hora de realizar transplantes, y muchas más personas podrían salvarse. Espero que sigan habiendo investigaciones sobre ésto, y que logren que sea un éxito.