dijous, 13 de novembre de 2008

Científicos españoles crean ratones más longevos y resistentes al cáncer


En el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), con la participación de la Universidad de Valencia y la Complutense de Madrid, se ha llevado a cabo una investigación en ratones que ha dado como resultado el aumento de su edad gracias a la telomerasa.

Los telómeros protegen el final de los cromosomas y defienden a las células del desgaste que van sufriendo en sus extremos, cuanto más envejece la célula, más se van acortando sus telómeros. Ésto se conoce gracias a los estudios de Carol Greider y Calvin Harley que descubrieron que cuanto más largos son los telómeros más puede dividirse la célula y por tanto el organismo vive durante más tiempo.

En todo este proceso la enzima telomerasa, que es la encargada de alargar los telómeros, tiene una gran importancia, ya que aumentando la cantidad de telomerasa, se puede llegar a tener una célula inmortal. Pero esto a nivel de organismo nunca se había conseguido, en mayor parte, debido a que la telomerasa también augmenta el riesgo de tener un tumor. En esto radica la importancia de este logro, que ha reducido este riesgo, además de alargar la vida, tarea muy dura, ya que el organismo tiene un equilibrio alcanzado mediante la evolución, difícil de mantener si se quiere aumentar la longevidad.

Este éxito se debió a que además de augmentar la telomerasa, el equipo también aumentó la cantidad de genes que suprimían las celulas tumorales para proteger los ratones del cáncer. Esto se consiguió utilizando un ratón inmune al cáncer gracias a algunas modificaciones genéticas.

Los nuevos ratones presentaban un buen estado neuromuscular a edades avanzadas, mayor tolerancia a la glucosa (equivalente a menor diabetes en la vejez) y tejidos más sanos capaces de mantenerse jóvenes durante más tiempo. Trasladado a los humanos, esto equivaldría a ¡poder vivir hasta los 120 años!

Estos estudios tienen también importancia en la investigación contra el cáncer. Ya existen compuestos que augmentan la telomerasa para el tratamiento de enfermedades que provocan un envejecimiento precoz, o incluso contra el sida, y supresores tumorales contra el cáncer.

Afirma Manuel Serrano, director del Grupo de Supresión Tumoral CNIO, "No tiene sentido poder vivir más tiempo si se desarrolla un cáncer; y viceversa, estar protegidos del cáncer, si envejeciésemos muy pronto". Según mi opinión es una frase muy acertada, ya que aunque se viva más tiempo es importante vivir bien y saludablemente, si no la vida más larga conseguida acabará siendo un tormento. Y al contrario, envejecer muy pronto, pero totalmente protegidos contra enfermedades, aunque esta última parezca una forma de vivir más apetecible, tampoco es tan adecuada. El término medio y el equilibrio es lo más adecuado.

La importancia de esta investigación y augmentar la longevidad, aunque sea de un ratón, es muy evidente, ya que se podría aumentar la cantidad y cualidad de los medicamentos que sirven para la curación de las enfermedades antes nombradas, tanto el cáncer, como el envejecimiento prematuro.

Cada vez se hacen más descubrimientos que permiten avanzar la ciencia médica y abren las puertas hacia nuevas investigaciones y desarrollo de medicamentos y curas para enfermedades que aún no la tienen.

Enlace a la noticia publicada en El Mundo el 13/11/2008 por María Valerio.

Otra noticia relacionada, en Publico.es

1 comentari:

LiA ha dit...

¿Así que alargar la vida? Pienso igual que Manuel Serrano. Para que queremos vivir más o vivir menos, si para ello tenemos que acceptar tener un cáncer/tumor(+) o no pasar por la enfermedad(-) pero morir mucho antes?
La vida está bien como está, eso sí, me parece estupenda la idea de investigar para mejorar la calidad de los fármacos que ayudan a luchar contra el cáncer o la vejez prematura.
¡Cada vez me sorprenden más estas noticias!