dijous, 6 de novembre de 2008

Enfermedades del sistema circulatorio


Como aparece en noticias.ya.com las enfermedades del sistema circulatorio es una de las principales causas de muerte en la provincia. De hecho, cerca de seis de cada diez defunciones que se registran en Zamora se deben a alguna de estas dos causas, como revelan las estadísticas oficiales de Defunciones por Causa de Muerte con datos correspondientes al año 2006, que esta semana ha hecho público el Instituto Nacional de Estadística.
El desencadenante más habitual de la defunción fueron las enfermedades del sistema circulatorio, que originaron 818 fallecimientos, lo que supone que una de cada tres personas que perdieron la vida en la provincia lo hicieron por problemas relacionados con el aparato circulatorio, un tipo de patologías que son más frecuentes entre las mujeres que entre los hombres. Así, 433 de los fallecidos fueron mujeres y los 385 restantes hombres.
Dentro de las enfermedades del sistema circulatorio, una de las patologías más mortales fueron las enfermedades cerebrovasculares, a las que se atribuyeron 235 muertes, mientras que a causa de un infarto agudo de miocardio se contabilizaron 147 defunciones en la provincia y por una insuficiencia cardiaca, otras 142. El desglose según el tipo de enfermedad del sistema circulatorio se completa con cuatro casos debidos a enfermedades cardiacas reumáticas crónicas, 37 muertes por enfermedades hipertensivas, 90 que se engloban en el apartado de otras enfermedades isquémicas del corazón, 26 a causa de una aterosclerosis, 17 debidas a otras enfermedades de los vasos sanguíneos y 120 correspondientes al apartado de otras enfermedades del corazón.
Si se comparan estos datos con la estadística de defunciones de un año antes se pone de relieve que el número de muertes debidas a enfermedades del sistema circulatorio se ha reducido en 74 y el número total de defunciones también ha descendido, ya que en el año 2005 se contabilizaron 2.604 fallecimientos.
La estadística del INE de defunciones de Zamora atribuye 59 muertes al año a enfermedades infecciosas y parasitarias, de las que 45 son por septicemia, una afección producida por la presencia en la sangre de microorganismos patógenos o de sus toxinas. Cinco fallecimientos se debieron a hepatitis vírica, tres al sida, dos a la tuberculosis y sus efectos tardíos, en un caso se diagnosticó enfermedad meningocócica y en dos enfermedades infecciosas intestinales. Las enfermedades de la sangre originaron diez fallecimientos, mientras que dos estuvieron causados por trastornos que afectan al mecanismo de inmunidad.

1 comentari:

PAULA RUEDA ha dit...

Me parece impresionante el número de personas que mueren cada año por enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio,también me he sorprendido por la cantidad de enfermedades sanguineas que hay ,espero que pronto se llegue a una solución viable.