diumenge, 2 de novembre de 2008

Ingesta de alcohol durante el embarazo


La ingesta de alcohol durante el proceso de gestación es perjudicial para el feto. En los casos más graves puede llegar a provocar aborto, que el bebé nazca muerto o un daño permanente en el feto. En esta línea, uno de los trastornos más graves es el Síndrome Alcóholico Fetal (SAF), una afección que incapacita tanto mental como físicamente de por vida. Las características generales son rasgos faciales anormales, como aperturas oculares pequeñas, deficiencias en el desarrollo y problemas del sistema nervioso central. Para designar la afección de los niños que presentan algunas de las características clínicas del SAF pero no todas o en menor gravedad se utilizan las siglas ARND ( Alcohol-Related Neurodevelopmental Disorder) . Los niños que presentan esta enfermedad suelen tener dificultades con el apredizaje, trastornos en las relaciones sociales, poco control de los impulsos y problemas de memoria y con las matemáticas. Asimismo son más propensos a padecer problemas de corazón, riñones, en los huesos y de audición.


Por otro lado, un estudio publicado recientemente por el University College London sostiene que la ingesta d pequeñas cantidades de alcohol durante el embarazo (de una a dos bebidas por semana) no sólo no tiene ninguna consecuencia negativa sobre el feto, si no que presenta ciertas ventajas. Un estudio realizado a niños de 3 años reveló que aquellos cuyas madres habían sido consumidoras "ligeras" de alcohol eran 40% menos proclives a sufrir problemas de comportamiento y 30% menos propensos a desarrollar hiperactividad que los nacidos de las madres que se habían abstenido de ingerir alcohol. También se observó que las niñas registraron 30% menos probabilidades de tener problemas emocionales aquellas que nacieron de madres que se habían abstenido totalmente de beber alcohol. Estos niños también registraron muy buenas puntuaciones en pruebas de vocabulario y de identificar colores y letras. No obstante los mismos especialistas afirman que no hay que sacar conclusiones precipitadas y que son necesarios más estudios antes de recomendar a las mujeres que beban moderadamente durante el embarazo, así que oficialmente se sigue desaprobando el consumo de alcohol durante el proceso de gestación.

En conclusión hay que tener en cuenta que las madres que consumen alcohol de manera continuada durante el embarazo es porque tienen dificultades, ya sean económicas, problemas psicológicos etc. Por otro lado, el estudio en el que se basa la afirmación de que el consumo moderado de alcohol no es dañino también revela que las madres que presentaban este comportamiento eran de una clase social media-alta y que esto podría simplemente significar que son menos estrictas consigo mismas. Habría que tener en cuenta también los diferentes entornos y situaciones de los niños al analizar tanto los síntomas del SAF como las conclusiones del estudio.

4 comentaris:

Cristina ha dit...

Son muchos los estudios que denuncian el riesgo que conlleva la ingesta de alcohol durante embarazo, aún así, son muchas las mujeres embarazadas que siguen poniendo en juego la vida de sus futuros bebes, por eso creo que está bien recordar este riesgo (junto al del tabaco, drogas…) porque sirve de reflexión para todas aquellas que siguen consumiendo alcohol en grandes cantidades y así ser más responsables, en ese momento no solo se perjudican ellas mismas, sino que también a sus hijos.
Respecto al beneficio de consumir pequeñas cantidades creo que se deberían realizar más estudios tal y como se comenta, porque las ventajas atribuidas quizá podrían ser a causa de otros factores, pero nunca hay que descartarlo.
Me parece un buen post recordatorio.

LiA ha dit...

En mi opinión no creo que el alcohol sea favorecedor de ciertas cualidades en los niños cuyas madres actuen tal como señala el artículo, aunque se haya tomado alcohol "ligeramente".
Creo que la capacidad de cada niño es ajena a las substancias alcoholicas que pueda tomarse la madre durante el embarazo, y que lo único que aporta es una modificación de formación en este periodo.

Hace poco he visto un artículo relacionado con el alcohol, exactamente con la cerveza. Se trata de que ésta beneficia a las personas en cierta medida:
10 g al día para la mujer y 20 g al día para el hombre, con lo qual se consigue reducir las posibilidades de padecer cáncer o problemas cardiovasculares.
Muy interesante el post, pero un tanto polémico desde mi punto de vista.

Paz ha dit...

En primer lugar encontré el artículo sobre el estudio en el que se plantea que un poco de alcohol podría ser beneficioso y me dispuse a hacer un post sobre él, pero como me parecía un poco "raro" como a las compañeras que han comentado decidí contrastar un poco la información y por eso después de expresar las conclusiones del estudio y incidir en el echo de que es pronto para sacar conclusiones definitivas, reflexiono sobre la posibilidad de que sean otros factores, principalmente la situación socio-económica de las familias, los causantes de los resultados positivos en las pruebas y no el consumo ligero de alcohol. Pero también quería decir que a menudo las cosas no son ni blancas ni negras, si no que hay muchos matices de gris...

Rafa Mollà ha dit...

Veig que l'article ha creat polèmica, però a lo millor l'alcohol en si no té cap efecte positiu, però si alguna substància que vaja incorporada en la beguda