dimarts, 11 de novembre de 2008

La adicción a la cocaína se lleva en los genes
Los cientificicos Fernando Rodríguez de Fonseca, de la Fundación Imabis de Málaga, y Ainhoa Bilbao, desde el Instituto Central de Salud Mental de Alemania, nos revelan los hallazgos que han realizado al investigar la proteina de CREB comprobaron que gracias a la acción de la CaMKIV tenia un papel protector contra las adicciones, para ello lo más dificultoso era sin lugar a dudas la creación del nuevo modelo animal, unos ratones mutados geneticamente para eliminar en ellos el gen CaMKIV, inhibiendo la expresión del gen únicamente en las células de la dopamina del sistema de recompensa, una vez conseguido el modelo animal comprobaron que los ratones que no poseian el gen eran más propensos a la adicción mientras que los que seguian poseiendola mostraban más resistencia a la dependencia de las drogas.

Más tarde decidieron extrapolar estos resultados de laboratorio realizando un experimento con humanos dependientes y no dependientes de la cocaína, analizaron sus ADN en busca de las mutaciones de este gen y obtuvieron que un los que tenian alterado este gen poseian un 47% más de posibilidades de caer en la adicción que el resto de sujetos.


Se comprobo que ni la CREB ni la CREM que hasta entonces se pensaba que eran las reforzantes para el consumo de cocaina, en realidad no lo eran.