dimarts, 11 de novembre de 2008

Válvulas cardiacas a partir de células del cordón umbilical

Un grupo de cardiólogos del Hospital de Munich (Alemania) ha logrado fabricar válvulas cardiacas a partir de las células madre del cordón umbilical. Este avance científico se ha presentado en el Congreso de la Asociación Americana del Corazón, que se celebra en Nueva Orleans (Estados Unidos).


Los investigadores congelaron las células de la sangre del cordón durante 12 semanas. Transcurrido este tiempo las introdujeron en la estructura de ocho válvulas cardiacas creadas a partir de material biodegradable y desarrolladas en el laboratorio.

Estas células crecieron y formaron una capa de tejido dentro de la válvula, según constataron los científicos. Además, produjeron importantes elementos de la matriz extracelular (conjunto de materiales extracelulares que forman parte de un tejido).


Enrique Maroto, cardiólogo infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, afirma que este logro "es un gran paso". Y es que estas válvulas podrían servir para tratar problemas congénitos nada más nacer. Generadas a partir de las células madre del bebé, no producirían rechazo y crecerían como si fueran una parte más de su organismo.

En la actualidad existen unas 16 enfermedades congénitas que pueden causar el nacimiento de bebés con problemas en las válvulas cardiacas. Ahora la solución pasa por cirugías complejas e implantes artificiales que requieren tratamiento médico de por vida.

Foto: células madre obtenidas a partir del cordón umbilical.

Enlace a la noticia publicada el 11/11/08.

Aquí os dejo un video donde podreis observar algunas de las características de las células madre:

1 comentari:

Aida Sánchez Dalmau ha dit...

Hasta ahora, el método para reparar las válvulas cardíacas defectuosas al nacer un niño había sido mediante el recambio de éstas por otras procedentes de tejidos animales, de humanos o simplemente eran recambios artificales. Este tipo de recambio tenía la posibilidad de que produjera un rechazo, por lo que no era 100% fiable. Con este nuevo método, aunque se tenga que estar en tratamiento constante, se ha dado un paso adelante y abrirá las puertas de la vida a muchos y muchos niños.