dijous, 13 de novembre de 2008

La elevada tasa de reproducción llena los centros de cría en cautividad del lince


La tasa de reproducción del programa de cría en cautividad del lince ibérico este año ha logrado la cifra récord de 13 cachorros supervivientes, y ha permitido llenar este otoño los centros de cría de El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Jaén) y el zoológico de Jerez de la Frontera.
La directora de este programa, Astrid Vargas, alegremente afirma que el crecimiento de este programa ha hecho posible el aumento de las instalaciones con 15 jaulones en El Acebuche y 23 en La Olivilla. Destaca que este programa se encarga de 52 linces, 28 de ellos capturados de la naturaleza y 24 nacidos en cautividad, cifra próxima a los 60 ejemplares, a partir de los cuales se destinarían más de una docena de ejemplares al año para reintroducirlos en nuevos territorios.

Este proyecto fue impulsado por la Junta de Andalucía y el Gobierno central para evitar la extinción de este felino, considerado el más amenazado del planeta.
Al final de este año , sus esfuerzos se verán recompensados puesto que serán 56 individuos ya que existe una hembra senil y se van a incorporar dos linces capturados de la naturaleza, sometidos ahora a la preceptiva cuarentena.

Astrid Vargas, remarca el aumento exponencial de la tasa de reproducción, que ha incrementado de 2 ejemplares, a 3, 7 y 13 desde el 2005 hasta hoy respectivamente ,que ha sido posible gracias a los conocimientos sobre el manejo de este felino, del que sobreviven unos 200 ejemplares en libertad en Sierra Morena y en Doñana.
Todo esto se debe a mejoras como lograr criar con biberón a seis linces abandonados por su madres primerizas o evitar el fallecimiento como ocurrió en años anteriores de peleas entre cachorros de edad crítica.
Se espera que se pueda alcanzar antes la cifra de 60 linces reproductores , que preserva un 85% de variabilidad genética de la especie , así como que para el 2009 solo se capture un lince del medio natural cada dos años.
Agradecen tanto Vargas como la directora del centro de cría en cautividad de La Olivilla María José Pérez, el esfuerzo inversor de la Junta de Andalucía de duplicar la capacidad de las instalaciones, que albergaran 30 y 20 linces respectivamente y a los que se suman los 4 de el zoológico de Jerez de la Frontera.
La Olivilla ubicado en el Parque Natural de Despeñaperros ( Jaén) es el mayor centro de cría en cautividad de los tres existentes y lo seguirá siendo a pesar de la construcción de nuevos centros de cría como el de Granadilla (Extremadura), Silves ( Portugal) y en Villafranca de Córdoba en estos años. Todos ellos actuarán como una única red e intercambiarán ejemplares según directrices científicas , basadas en la mejora genética de la especie y de la reintroducción de individuos en territorios seleccionados por la Junta de Andalucía como las comarcas de Guarrizas (Jaén) y Gualdalmellato(Córdoba).Vargas reitera que este proyecto sólo debe de entenderse como una herramienta de apoyo a la conservación en libertad de este felino, el verdadero reto para evitar su extinción. Una conservación que, en su opinión, exige defender el monte mediterráneo, único ecosistema en el que el lince puede sobrevivir y emblema de la biodiversidad de la Península ibérica.
para mas información haz clíc aquí o aquí

2 comentaris:

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida per al teu dossier

Cristina ha dit...

Es una noticia muy positiva para el lince ibérico, lo mejor que le puede pasar a una expecie que este en peligro de extinción es que aumente su tasa de reprodución y esto ha sido como bien explica el post al buen trabajo por parte de esten programa y a los apoyos recividos. Creo que puede ser un buen ejemplo a seguir para otras especies que también se encuentren en su misma situación y en el que podemos contribuir todos con el cuidado de nuestros montes y ecosistema, lugares donde habitan, porque debemos recordar que la mayoría de casos de especies en peligro o amenazadas son por culpa del ser humano.
Esperemos que el proyecto se desarrolle como tal y sigan elevandose las tasas de reprodución de estos felinos.