diumenge, 9 de novembre de 2008

Agua en una luna de Saturno

Encélado y sus chorros de hielo


Encélado, una luna de Saturno que fue descubierta en 1879 por el astrónomo William Herschel, lleva de cabeza a científicos de todo el mundo.


Este satélite, de no más de 500 kilómetros de diámetro y a más de 1600 millones de kilómetros de la Tierra, tiene una temperatura superficial por debajo de los 200 grados bajo cero, debido a lo lejos que está del Sol.


La sonda Cassini, de la NASA, ha capturado un impactante fenómeno que consiste en chorros de hielo pulverizado expulsados a miles de kilómetros de altura. Esto nos da a enteder que el satélite tiene grandes diferencias termales: la superficie está por debajo de los 200 bajo cero, y, en el interior, existen puntos calientes, por tanto, se cree que esos chorros son agua líquida, que sale por fracturas en la superfície, y que se congelan inmediatamente una vez contactan con la temperatura exterior.


El hecho de que sea agua líquida lo que sale del interior del satélite, ha llegado a hacer pensar a los expertos que puede haber un océano subterráneo debajo de la helada superfície de Encélado.

Hipótesis sobre el interior de Encédalo


Y es que este año, la detección de planetas extrasolares ha dado muchas sorpresas, por ejemplo, se detectó un sistema planetario triple alrededor de la estrella GI 581. Uno de esos tres planetas podría tener corteza rocosa y estar cerca de la zona de habitabilidad de la estrella, lo que significa que podría existir agua líquida en la superfície.

En conclusión, se espera, próximamente, dar con una respuesta para: ¿existen otros planetas como el nuestro en otros soles?


Para leer la notícia entera, pinchar aquí.