dimarts, 18 de novembre de 2008

Hacía el marcapasos perfecto


En la ultima reunión de la Asociación Americana del Corazón (AHA), en la que se presentaron cientos de trabajos, se haya un estudio realizado por el Hospital Universitario de Southampton (Inglaterra), en el que se analizan los latidos del corazón como fuente energética extra para los marcapasos.

El generador diseñado obtuvo el 17% de la energía que necesita un marcapasos. Aunque todavia se encuentre muy distante de hacerse una realidad, pone en evidencia que se pueden mejorar.

Segun apunta Julian Villacastín, director de la Unidad de Aritmias del Instituto Cardiovascular del Hospital San Carlos de Madrid, es una buena idea pero con limitaciones.

Uno de sus máximos problemas es ver la duravilidad de los materiales empleados en ellos.

Segun este experto, aunque obtener más energía siempre es importante no es la unica clave de los marcapasos del futuro. Ya que se pueden ajustar a las necesidades de cada paciente y distanciar así los cambios de sus pilas.

Monitorización a distancia a los pacientes


Para Villacastín una de las principales funcionalidades de esta tecnología es el poder monitorizar a los enfermos en su casa, para evitarles así tener que acudir a las revisiones periodicas.

En el caso de los desfibriladores implantables ya es una realidad y estan estudiando la posibilidad de monitorizar a todos los pacientes. Afirma que es cuestion de meses que se empiezen a monitorizar a los enfermos con necesidad de utilizar un marcapasos.

Aunque al principio los pacientes se pueden mostrar reticentes o desconfiados estas opiniones cambian cuando los prueban.

Para él, alargar el tiempo de cambio de la pila no significa perfección si no que hay aparte otros cambios, que pueden ser más esenciales, como ahora, materiales más duraderos o potenciar la monitorización remota.